NOTAS OLVIDADAS 1.8



Detrás de todo esto debe de haber algo... Aunque tan solo sea un marciano rodando el planeta como si fuese una insignificante canica.

NOTAS OLVIDADAS 1.7


- ¿Cómo le explicas a alguien que hay cosas peores que la muerte?- Después se disparó en la sien.

NOTAS OLVIDADAS 4.1



"Hay niños que no saben que hay pájaros que se encierran en jaulas". Lo dice sin haberse quitado el sombrero al entrar, sentado delante de un bote de kétchup y otro de mostaza mientras lee la carta sin tener muy claro lo que pedir.

- ¿Pagarías dinero por pasar una noche con una niña de 18 años?

- Si te dijera que sí pensarías que soy un enfermo- Le respondo.

Había empezado a estudiar una carrera en la universidad, no me acuerdo cual era, pero eso nunca fue importante. Nunca me hizo falta pagarle nada, más allá de cuando le invitaba a cenar, o algún que otro viaje que hicimos, fueron unos meses, lo pasamos muy bien. Me hizo volver a sentirme vivo, joven, hasta que un día la cagué. Fueron después de dos botellas de vino, no sé lo que me pasó, si me subieron de más o me sentaron mal, pero desnudos como estábamos en la habitación de un hotel en uno de esos viajes que te he dicho que de vez en cuando hacíamos se metió dentro de mí la melancolía barata y le dije: "Esos que anuncian que te dan un préstamo para que cumplas tus sueños, en verdad lo único que acaban haciendo es que los niños acaben descubriendo que hay pájaros que viven toda una vida encerrados en jaulas hasta que mueren de tristeza y todavía peor, cuando se hagan adultos les acabaran quitando todo aquello que les pertenece aunque quizás ni lleguen a saber que les pertenecía algo".

Ya ves, y ese fue solo el principio del paisaje de mierda que le mostré con mis malditas palabras, nunca lo debí de hacer, se asustó, no le gustó. Cuando volvimos del viaje y la dejé en su casa nunca más quiso saber de mí, no la culpo, ahora lo sé, jamás le tuve que decir lo que le dije de esa forma, quien soy yo para hablarle como le hablé, con esa prepotencia que escupe el maldito cansancio acumulado por las cosas que no salen como uno quiere. Cuando quizás ella podía haber sido una de las pocas afortunadas que en toda una vida no tiene porque sufrir como lo hemos hecho algunos.

Saludos y gracias

NOTAS OLVIDADAS 1.5


Interrúmpeme cuando callo, porque ya no sé que más cosas contarle a la soledad sobre ti.

NOTAS OLVIDADAS 2.2



Me acuerdo cuando te miraba sin decirte nada, tan solo eso, observarte de la misma manera quien lo hace buscando belleza detrás de algunas fotografías que recuerdan algo que ahora es un nubarrón y marcas de dedos gastados de tanto trabajar a cambio de nada. Y tú en vez de levantar la cabeza y sonreírme de esa manera que notase que estaba descalzándose "la vie en rose", todo lo contrario te languidecías. Eso me ponía tan jodidamente triste, que para no acabar escribiendo corazones rotos en todos los muros que me encontraba por el camino decidía jugar mi último as guardado en la manga, y me iba a beber allí donde estaba mi primo ese que te contaba que tenía los dientes rotos de tanto correr delante de los policías para no acabar más de la cuenta acurrucado en callejones sin salida como gatos heridos por culpa de las porras y las botas con pendientes de acero. Siempre lo mismo, hablaba de comprarse una casa con jardín para construir un patíbulo, escogía no darle más importancia de la que él ya le daba y por eso el resto del tiempo lo pasábamos poniéndole cascabeles a la vida.

Saludos y gracias  

NOTAS OLVIDADAS 1.1


"¿Tú no me amas, verdad? Todo este tiempo juntos me has cuidado y me has tratado muy bien, más de lo que puedo pedir o imaginar, pero nunca me has sugerido... nunca has intentado.... ¿sabes lo que te quiero decir? Eres calor por fuera, una hoguera a la cual me gusta estar arrimada porque así desaparecen los temblores, las pesadillas, me siento segura conmigo misma, contigo, pero también eres un congelador, y aunque te estoy muy agradecida, ese frío que hay dentro de ti me aterra y no sé qué hacer"

Saludos y gracias.